Nada dura toda la vida, ni siquiera las redes sociales.


Constantemente estamos leyendo halagos a favor de este nuevo modo de comunicación que nos invita a creernos que estamos ante la herramienta de comunicación del futuro: "las redes sociales vinieron para quedarse". Observando lo que está sucediendo en algunas de ellas en particular, me atrevo a decir que no tardaremos mucho tiempo en ver el declive de ciertos portales que hoy presumen de ser tremendamente poderosos. Razonaré mi impresión.

No es cierto que las redes adquieran más valor para el usuario cuantos mas integrantes haya participando dentro de ellas. En principio es así, hasta llegado cierto punto en el cual se produce una inflexión y una caída, exactamente igual que sucede con la mayoría de los productos.

La explicación es bastante lógica: los primeros participantes se unen con la clara intención de agregar valor y esta actitud se nota rápidamente. Pero la gente con esa capacidad no es infinita y a medida que se van integrando, el portal va acercándose a tu tope de valor. A partir de ahí, el valor marginal es cada vez menor, hasta llegado un punto en el que empieza a decrecer.

Esto sucede cuando se suman las siguientes oleadas hasta llegar a los "oportunistas", es decir, todos aquellos que se mueven por rumores de éxito y que quieren sumarse al boom, aun a pesar de que no cuentan con la capacidad de generación de valor que tenían los pioneros. Poco a poco comienzan a integrarse personas y empresas que aportan bastante poco y sí "ensucian" bastante lo hecho hasta ese momento. Por si no se entiende bien lo que quiero expresar, pondré dos ejemplos claros de redes en donde esto ya está comenzando a percibir:

  • Linkedin.- hace apenas dos años era una red profesional en su fase incipiente, en la que era fácil encontrar debates de mucho interés con comentarios que contribuían de modo claro al intercambio de información valiosa. Se podía hacer networking "de calidad" y se percibía mucho altruismo e interés cooperativo entre sus integrantes. A día de hoy es un "escaparate" para blogs: cualquiera que tenga un blog y haya escrito algo, sea de la calidad que sea, ya lo sube directamente al portal para adquirir la visibilidad que busca. Comienza a ser un poco cansino tener que clickar tantas veces para poder leer algo de interés, lo cual hace que mucha gente ya desista de leer los debates. Pero no solo eso: ahora ya hay mucha gente que "colecciona" contactos para luego bombardearlos con información descaradamente comercial. En cuanto a las expectativas de hacer buen networking, ¡¡váyanse olvidando!! La saturación de gente hace que sea complicado separar el trigo de la paja. De seguir por este camino, en nada comenzará el declive y abandono de actividad por parte de quienes aportaban valor, dejando al portal con la "mediocridad" que ya se intuye en algunos grupos.
  • Facebook; su decadencia todavía no se nota tanto ni es tan exagerada como en linkedin,  pero también se percibe un gran desembarco de empresas que creen que esta red es para hacer e-comerce, cuando su función para este fin es bastante dudosa. Al final quedarán tres grupos de integrantes claramente diferenciados: los usuarios que conversan entre sí, las empresas que saben integrarse en estas conversaciones y aportan valor a los grupos, y el resto de empresas que pensaban que "en este río se podía pescar" con suma facilidad. Estas últimas acabarán decepcionadas y desencantadas, y poco a poco abandonarán su actividad en la red echando pestes contra la social media en general sin valorar si la culpa de su fracaso es del modelo de comunicación o de la estrategia comercial que ellos plantearon en ellas. Tiempo al tiempo.
En fin, dicho esto, lo que yo creo que sucederá es que poco a poco iremos "saltando" de una red a otra a medida que las primeras vayan entrando en declive. Tengo la impresión de que los modos de comunicación entre individuos y con las empresas cambiaron para la siempre, pero también creo que algunos de los portales que ahora funcionan muy bien en cierto tiempo dejarán de hacerlo. 

Un cordial saludo


Quizá le interese leer...


Publicar un comentario en la entrada